¿Deberían los centros educativos enseñar sobre bitcoin y criptomonedas?

Las criptomonedas revolucionan el sector financiero. Si hace tan solo unos años cuando se hablaba de dinero lo más habitual era imaginarse billetes y monedas (del país que fueran). En la actualidad esto ha cambiado. Y es que el dinero no solo tiene por qué ser físico, sino que también puede ser virtual, como ocurre con las criptomonedas, que ya están haciendo la “competencia” al dinero tradicional. Así que, ¿por qué no incluir bitcoins y criptomonedas en los planes educativos?

Francia introduce bitcoins en su plan de estudios

En otros países como en Francia ya se ha planteado la modificación del modelo educativo para que los estudiantes de Secundaria aprendan sobre bitcoin y criptomonedas. En ese sentido, se espera que los docentes franceses enseñen un curso introductorio que ayudará a los estudiantes a comprender el impacto que esta criptomoneda tiene en la economía francesa y global.

Además, el Ministerio de Educación francés proporcionará a los profesores tres vídeos explicativos educativos que abordan preguntas como por ejemplo:

  • ¿Es el bitcoin la moneda del futuro?
  • ¿Puede el bitcoin reemplazar al euro?

Además, los estudiantes deberán compararlo con monedas tradicionales, lo que les llevará a adquirir un conocimiento básico sobre el bitcoin, las criptomonedas y su papel en el mercado financiero tradicional.

¿Un modelo educativo basado en criptomonedas?

El ejemplo francés, lleva a plantearse si sería conveniente que en otros sistemas educativos, como en el español, sería conveniente enseñar también sobre bitcoins y criptomonedas. Al igual que los libros de Historia se actualizan para acoger nuevos hechos históricos relevantes, sería adecuado que los estudios de Economía incorporarán las nuevas tendencias financieras, como es el comercio y la inversión en criptomonedas.

Y es que comprar bitcoins en España es cada vez más habitual, como suele serlo también en otras partes del mundo. Esta criptodivisa se ha ido extendiendo muy rápidamente por todo el mundo.

Las razones son bien sencillas:

  • Permite enviar cualquier cantidad de dinero en cuestión de segundos sin importar el destino.
  • Todas las transacciones en bitcoin son públicas, por lo que existe total transparencia sobre el destino del dinero.
  • Se trata de un sistema monetario seguro, pues es imposible su falsificación.
  • Las comisiones son mucho más bajas que las de los sistemas actuales, especialmente para enviar grandes sumas o transferencias al extranjero.

Así que, sí, ¿por qué no? Los jóvenes deberían aprender más sobre bitcoins y criptomonedas. Al fin y al cabo las transacciones de este tipo son las que mueven el mundo.

Deja una respuesta

avatar